Saltar al contenido

Activistas se proponen la decriminalización de la homosexualidad en Mauricio

Activistas se proponen la decriminalización de la homosexualidad en Mauricio

Un activista LGBT+ se ha unido a una organización de defensa para desafiar una ley que prohíbe la homosexualidad en Mauricio.

Abdool Ridwan Firaas de Ah Seek ha presentado una demanda contra la constitucionalidad de la Sección 250, una ley que castiga el sexo gay. El caso tuvo su primera audiencia en la Corte Suprema la semana pasada y tendrá una segunda audiencia en febrero del próximo año. En resumidas cuentas, este activista junto con otros buscan hacer posible la decriminalización de la homosexualidad en Mauricio y demostrar que el cambio es posible.

Su caso legal está siendo apoyado por el Collectif Arc-En-Ciel (CAEC), una organización de derechos humanos en Mauricio que trabaja para mejorar las vidas de las personas LGBT+.

Bajo la Sección 250 —una ley de la era colonial de cuando Mauricio era gobernado por Gran Bretaña— las personas que se descubra que han tenido sexo gay pueden ser encarceladas hasta por cinco años. Los activistas afirman que la ley rara vez se hace cumplir, pero que tiene otros impactos en la comunidad.

Mauricio: La sección 250 es «como la espada de Damocles».

«La Sección 250 es como la espada de Damocles que pende sobre las vidas de los mauricianos LGBT», dijo Aschwin Ramenah, Director de CAEC.

«Ha llegado el momento de revocar esta ley discriminatoria que injustamente ataca a los miembros de nuestra sociedad simplemente por causa de a quién aman.»

Los representantes de CAEC afirman que la existencia de la ley contribuye a una cultura de estigma para las personas LGBT+, lo que puede desalentar la prueba del VIH y normalizar los crímenes de odio y la discriminación.

«La forma en que los adultos llevan sus vidas en relaciones estrechas y consensuadas en la privacidad de sus propios hogares nunca debería ser un asunto de interferencia del Estado».

Los activistas de la CAEC esperan que la Corte Suprema dictamine que la ley es inconstitucional, siendo que criminaliza la homosexualidad a pesar de ser acto consensual.

«La forma en que los adultos llevan sus vidas en relaciones estrechas y consensuadas en la privacidad de sus propios hogares nunca debe ser un asunto de interferencia del Estado», añadió Ramenah.

«Las leyes arcaicas como la Sección 250 no tienen cabida en nuestra sociedad moderna y democrática».

«El desafiar la Sección 250 abre un nuevo capítulo en la historia de Mauricio. El CAEC espera que la Corte Suprema relegue esta ley a los libros de historia, y que nuestro país pueda finalmente estar a la altura de su reputación como nación del arco iris. Donde todos los ciudadanos disfrutan de los mismos derechos protegidos por la Constitución y son tratados con igualdad y dignidad».

Varios países del mundo todavía tienen leyes de la era colonial que criminalizan la homosexualidad.

Mauricio es sólo uno de los muchos países donde las personas LGBT+ siguen viviendo con las consecuencias de la colonización británica. Varios países de África y Asia todavía tienen en vigor leyes anti-LGBT+ dañinas que fueron introducidas por primera vez bajo el dominio británico.

El año pasado, la Corte Suprema de la India dictaminó que la Sección 377 —una ley similar de la era colonial— era inconstitucional. Posteriormente, despenalizó la homosexualidad. La trascendental decisión ha dado a los activistas LGBT+ de otros países donde la homosexualidad sigue siendo ilegal un renovado sentido de esperanza para el cambio.

Este no es el primer desafío legal contra la Sección 250 en Mauricio. En octubre de este año, cuatro hombres homosexuales presentaron una impugnación legal similar ante el Tribunal Supremo.

Najeeb Ahmad Fokeerbux, de 29 años, del grupo mauriciano LGBT+ Young Queer Alliance, es uno de los cuatro hombres que desafían la ley. Consideran que el Tribunal Supremo podría tardar hasta dos años en tomar una decisión en el caso. Pero, al final se espera que la decriminalización de la homosexualidad en Mauricio sea una posibilidad.

«Los hombres homosexuales y bisexuales enfrentan mucha violencia física y verbal en la sociedad«, dijo en una entrevista con la Fundación Thomson Reuters.

«Sabemos que la homofobia no terminará con la eliminación de la ley. Pero es un paso en la dirección correcta», dijo Fokeerbux.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…