Saltar al contenido

Derechos LGBT+ manejados en gestión de Trump tienen baja aprobación

Solo el 24% aprueba el manejo de los derechos LGBT por parte de Trump

Tan solo el 24% de los estadounidenses aprueba la forma en que la administración Trump ha manejado los problemas de LGBT+. Según una encuesta realizada por YouGov para The Hill publicada el pasado 19 de junio donde preguntaba a los votantes: «En qué medida aprueba o desaprueba la forma en que la administración Trump maneja los problemas de derechos LGBT+?» 

Los encuestadores encontraron que el 38% de los votantes desaprueban el manejo de Trump sobre los derechos LGBT+. Mientras que menos de una cuarta parte lo aprueba. Del mismo modo, solo el 12% aprueba firmemente la postura de Trump LGBT+.

Aquellos que desaprueban el manejo de problemas de LGBT+ por parte de Trump también son más propensos a sentirse fuertemente al respecto. El 29% de los estadounidenses no está de acuerdo con la forma en que la administración Trump ha buscado salvar los derechos LGBT+, debido a los constantes ataques que ha hecho el mandatario nacional hacia esta comunidad.

Republicanos respaldan derechos LGBT+

Incluso entre los votantes republicanos (partido de gobierno de Trump), solo el 47% aprobó el manejo de los problemas LGBT+. Sin embargo, la encuesta no distingue entre los votantes que desaprueban que el gobierno de Trump sea anti-LGBT, y aquellos que desaprueban que no sea lo suficientemente anti-LGBT, debido a que la misma se realizó de manera anónima totalmente.

Trump ha gastado importantes recursos y capital político persiguiendo una prohibición divisiva de las personas transgénero en el ejército y rechazando la orientación trans-inclusiva. La gestión también ha sido acusada de intentar sistemáticamente socavar las protecciones por discriminación LGBT+ y eliminar las regulaciones aprobadas en la era de Obama. 

La encuesta, realizada para conmemorar el Mes del Orgullo, también encontró que más de la mitad de los estadounidenses apoyan la Ley de Igualdad, una ley propuesta que prohibiría la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. 

La mitad de los estadounidenses apoyaría el nuevo proyecto de ley LGBT+ contra la discriminación. 

El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de Representantes en mayo con un apoyo abrumador, pero el Senado controlado por los republicanos se negó a someterlo a votación, y la administración Trump no se comprometió a firmarlo. De igual manera, Trump se ha convertido en el primer presidente republicano en reconocer el mes del orgullo LGBT+. «¡Mi Administración ha lanzado una campaña global para despenalizar la homosexualidad e invitar a todas las naciones a unirse a nosotros en este esfuerzo!» escribió el presidente estadounidense a través de su cuenta de Twitter.

En la misma encuesta, también se pudo conocer que el 50% de los estadounidenses dijo sobre los derechos LGBT+ que apoya una ley para «prohibir la discriminación en el empleo, la vivienda y las instalaciones públicas por motivos de orientación sexual e identidad de género», con solo el 21% en contra y el 28% neutral o inseguro. 

El proyecto de ley ha ganado un impulso en el apoyo popular después de una campaña de cabildeo dirigida por el cantante pop Taylor Swift, quien incluyó un llamado a la acción en su último vídeo musical instando a sus partidarios a respaldar la cuenta y tras este llamado, ya unas 330,000 personas han firmado su petición, que dice: “Si bien tenemos mucho que celebrar, también tenemos una gran distancia que recorrer antes de que todos en este país reciban un trato igualitario”. 

Del mismo modo, la Cámara de Representantes aprobó la Ley de Igualdad, que protegería a las personas LGBT+ de la discriminación en sus lugares de trabajo, hogares, escuelas y otras instalaciones públicas. El siguiente paso es que el proyecto de ley irá ante el Senado. Si bien aún no hay información sobre cuándo se presentará la Ley de Igualdad ante el Senado para una votación, sí lo sabemos: los políticos necesitan votos para permanecer en el cargo. 

Los votos provienen de la gente. La presión de grandes cantidades de personas es una forma importante de empujar a los políticos hacia un cambio positivo. Es por eso que se he creado esta petición para instar al Senado a apoyar la Ley de Igualdad. 

La falta de protección del país para sus propios ciudadanos hace que las personas LGBT+ vivan con el temor de que sus vidas puedan ser invertidas por un empleador o propietario que sea homofóbico o transfóbico. El hecho de que, legalmente, algunas personas estén completamente a merced del odio y la intolerancia de los demás es desagradable e inaceptable.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…