Saltar al contenido

Intolerante es expulsado de una tienda por poner carteles de pervertido gay

Intolerante es expulsado de una tienda por poner carteles de pervertido gay

Un intolerante es expulsado de una tienda por poner carteles de pervertido gay, se trata de un cristiano evangélico que denunció haber sido discriminado porque no se le permitió exhibir estos anuncios donde describía a un político, por lo que ha perdido el caso.

Mark J. Savage, carpintero de Swords (Irlanda), dijo que había sido discriminado, acosado y victimizado por la cadena de supermercados SuperValu después de que el personal retirara repetidamente los carteles ofensivos que había colocado en un tablón de anuncios comunitario en febrero de 2020.

Violencia y homofobia
Savage ha presentado otras demandas por discriminación religiosa.

Intolerante es expulsado de una tienda por poner carteles de pervertido gay

Los avisos afirmaban falsamente que un destacado político nacional facilitaba «la explotación sexual de niños inocentes por parte de pervertidos homosexuales», según The Irish Times.

SuperValu se negó a permitir que Savage utilizara el supermercado como plataforma para publicar material discriminatorio, ofensivo, incendiario y difamatorio y le prohibió entrar en su establecimiento de Swords.

Savage presentó una queja ante la Comisión de Relaciones Laborales (WRC), alegando que se sintió «molesto y humillado» cuando el personal retiró los carteles, ya que en todo momento actuó con una excusa razonable y con autoridad legal y ejerciendo sus creencias religiosas. Pero no era la primera vez que SuperValu tenía que tomar medidas contra el hombre, según escuchó el WRC.

Antecedentes

En 2019, Savage trató de publicar avisos acusando a los candidatos a las elecciones de ser delincuentes sexuales. Cuando estos fueron retirados, molestó al personal gritando y tomando fotos de ellos, diciéndoles que perderían sus trabajos. También envió correos electrónicos amenazando con protestar fuera de la tienda y nombrar al personal como delincuentes sexuales de menores.

Más tarde, en agosto de 2020, Savage publicó otro aviso en el tablón, en el que se hacían acusaciones similares contra dos empleados nombrados. Esto es ahora un asunto policial, dijo la tienda.

Dijeron al WRC que parecía que Savage estaba «invitando» a SuperValu a retirar las últimas notificaciones para poder iniciar un nuevo procedimiento de discriminación contra la empresa.

La demanda por discriminación fue «totalmente frívola y vejatoria», según la sentencia

En su sentencia, la WRC dijo que el aviso sobre el político era «un insulto homófobo» y falso. La comisión desestimó el caso de Savage por ser «una queja totalmente frívola y vejatoria».

El árbitro de la WRC, Pat Brady, dijo que el denunciante conocía las consecuencias de publicar los avisos debido a incidentes anteriores y afirmó que el material difamatorio, obsceno, abusivo y discriminatorio no puede considerarse una expresión protegida de las creencias religiosas.

Dictaminó que las acciones de SuperValu estaban totalmente justificadas para hacer frente a «un acto de provocación estudiado y premeditado». El Irish Times informa de que Savage ha presentado otras demandas por discriminación religiosa que no han prosperado, entre ellas contra Google y el ex ministro de Sanidad James Reilly.

Otros casos de violencia e incitación al odio

Paulatinamente, se retiraron los cargos contra el cuarto acusado de la agresión a una pareja gay en el centro de Austin en 2019, otro de los casos de violencia y homofobia muy sonados en Europa.

Los fiscales desestimaron los cargos contra Miguel Macías, el cuarto acusado en un caso de agresión a una pareja gay en el centro de Austin que los investigadores calificaron inicialmente como un crimen de odio.

La agresión contra Spencer Deehring y Tristan Perry inspiró una concentración nocturna en el Capitolio y la creación de una patrulla ciudadana a pie, pero el abogado de Macías dijo que el caso estaba «motivado por la desinformación».

Otros tres hombres acusados en el crimen, se declararon culpables la semana pasada de dos cargos de delito menor de agresión, con una conclusión de delito de odio, aunque el detective de la policía de Austin que investigó la pelea informó, un año después de la investigación, que no creía que la agresión fuera un delito de odio.

El caso de Macías fue desestimado por falta de pruebas suficientes para acusarlo, dijeron funcionarios de la oficina del fiscal del distrito del condado de Travis.

«He sido, y seguiré siendo, franco en cuanto a que este caso fue sobrecargado y motivado por la desinformación», dijo el abogado defensor Brian Erskine. «Las fuerzas del orden enfurecieron a nuestra comunidad con una artimaña de fanatismo».

Ser gay en Latinoamérica es una pesadilla

Siguiendo con los casos de incitación al odio, similares al de este intolerante que es expulsado de una tienda por poner carteles de pervertido gay en Irlanda, ha quedado demostrado, además, que ser homosexual en América Latina es una pesadilla.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…