Saltar al contenido

Escalofriante proyecto de ley texano define como «abusadores de niños» a los padres de niños trans

_abusadores de niños_ a los padres de niños trans

Un escalofriante proyecto de ley texano define como «abusadores de niños» a los padres de niños trans, etiquetando el cuidado transgénero como «abuso infantil”, por lo que las reacciones no se hicieron esperar ante la intención de separar a los niños de sus familias, en especial de quienes aprueben su tratamiento médico.

El proyecto de ley 1646 del Senado de Texas, fue presentado el 11 de marzo de 2021 y está patrocinado por 13 senadores estatales republicanos. El mismo establece que una persona será considerada culpable de abuso infantil por «consentir o ayudar a administrar o suministrar un medicamento recetado para la supresión de la pubertad o una hormona de sexo cruzado a un niño, que no sea un niño intersexual”.

En este sentido, el instrumento legal penaliza la transición de género o la reasignación de género, levantando cargos a los padres por «realizar o consentir la realización de una cirugía u otro procedimiento médico en un niño, que no sea un niño intersexual”.

Prohibiciones

El proyecto de ley sitúa a los padres de Texas como criminales, en especial quienes consienten la atención a sus hijos transexuales, junto a los que crean pornografía infantil, abusan sexualmente de los niños, les suministran drogas ilegales y facilitan los matrimonios infantiles forzados.

Las sanciones por abuso de menores en Texas incluyen penas de cárcel, multas y la retirada del niño. El abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Chase Strangio, escribió en Twitter: «Este proyecto de ley en Texas, SB1646, retiraría a los niños trans de sus hogares si un padre afirma su género. Una auténtica barbaridad«.

niños trans
La ley enviaría a los niños trans al sistema de acogida.

Primera audiencia

El proyecto de ley tuvo su primera audiencia el lunes (12 de abril), y fue remitido a la Comisión de Asuntos Estatales del Senado. Todavía no se ha fijado una fecha para su primera audiencia pública. En respuesta, la organización benéfica de Texas Médicos por el Cambio, escribió una carta abierta al senador estatal Bryan Hughes, quien preside el Comité de Asuntos Estatales del Senado, condenando el proyecto de ley y sus implicaciones tanto para los padres como para los proveedores de atención sanitaria.

Al respecto, escribió que sus «más de 1.000 miembros proveedores de atención sanitaria…se oponen vehementemente al SB1646«. La carta continuaba: “Atendemos a tejanos de todas las edades, incluidos niños, jóvenes y adultos transgénero y no binarios, y estamos consternados por la flagrante intención de la SB1646 de calificar la prestación de nuestros cuidados compasivos y basados en pruebas como «abuso de menores» y de imponer sanciones penales a los proveedores que dan prioridad a la salud y el bienestar de los pacientes, como es nuestro deber, así como a los padres/tutores que se aseguran debidamente de que sus hijos reciban la atención necesaria».

El grupo también señaló que, debido a la obligatoriedad de informar sobre los abusos a menores, el proyecto de ley «obligaría a cualquier proveedor de servicios sanitarios a informar sobre los menores que reciben determinados cuidados, lo que dañaría irremediablemente la confianza y la confidencialidad de las relaciones entre pacientes y proveedores«.

Rechazo

De igual modo, la organización Médicos por el Cambio dijo que «instaba encarecidamente» a los miembros del comité a rechazar el «dañino» proyecto de ley.

Además, defensores como Adri Pérez, estratega de política y defensa de la ACLU de Texas, aseguran que el proyecto de ley podría costar la vida a los niños trans si se aprueba. «La atención de afirmación del género es esencial y salva vidas», dijo Pérez en un vídeo publicado en Twitter. «No se equivoquen, restringir e incluso criminalizar el acceso a la atención sanitaria de las personas trans costará vidas».

El proyecto de ley cambiaría la definición estatal de abuso infantil para incluir a los padres que permiten a los menores trans acceder a la terapia de reemplazo hormonal (TRH) y a los bloqueadores de la pubertad, dos tipos de tratamiento comúnmente prescritos a los menores trans por los profesionales médicos.

Implacables al catalogar de «abusadores de niños» a los padres de niños trans

Texas es uno de los primeros estados en considerar la posibilidad de añadir la atención para la afirmación del género a su definición de abuso infantil. La legislatura del estado de Arkansas aprobó el 6 de abril la primera prohibición médica para menores de edad del país, que prohíbe a los jóvenes trans acceder a los bloqueadores de la pubertad, a la terapia de reemplazo hormonal y a las cirugías. Aproximadamente otros 17 estados, como Florida y Luisiana, están considerando prohibiciones médicas trans similares.

Lo que hace que el proyecto de ley de Texas sea único, es que las medidas punitivas propuestas se centran en las familias de los niños trans y no en los proveedores de servicios médicos. Texas es uno de los dos estados (el otro, New Hampshire) que está considerando una prohibición médica trans que clasifica la atención de afirmación de género como abuso infantil.

Esto podría enviar a los niños trans al sistema de acogida si sus familias intentan conseguir la atención necesaria. Los estudios han demostrado que cuantos más jóvenes trans tienen acceso a la atención de afirmación de género, menos probabilidades tienen de sufrir depresión, ansiedad e ideas suicidas en el futuro, por lo que es absurdo que una ley catalogue como «abusadores de niños» a los padres de niños trans.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…