Saltar al contenido

Más de 300 activistas en derechos humanos fueron asesinados en 2019

Más de 300 activistas en derechos humanos fueron asesinados en 2019

Un total de 304 activistas en derechos humanos en 31 países fueron asesinados en 2019. Ya que, el espacio para los defensores y defensoras de los derechos LGBT+ «sigue siendo extremadamente limitado», según ha revelado un nuevo informe.

El informe de Front Line Defenders (FLD) detalló los ataques contra activistas que trabajaban en defensa del medio ambiente, la libertad de expresión, los derechos LGBT+ y las tierras indígenas.

Dos tercios de los asesinatos tuvieron lugar en América Latina, con Colombia emergiendo como el país más peligroso después de que 103 fueran asesinados en el año pasado. Filipinas fue el segundo país más mortífero con 43 asesinatos, seguido de Honduras, Brasil y México.

El 85 por ciento de los asesinados habían sido amenazados previamente, ya sea como individuos o como parte del grupo u organización con la que trabajaban. El informe también detalla múltiples agresiones físicas, campañas de difamación, amenazas a la seguridad digital, acoso judicial y ataques por motivos de género.

«El año 2019 se caracterizó por olas de levantamientos públicos de notable magnitud en cada una de las regiones del mundo, que exigieron cambios en la forma de gobernar a las personas», se lee.

Avances y retrocesos – activistas de derechos humanos asesinados quedan sin justicia

Los activistas fueron blanco específico en casi todos los países que experimentaron protestas masivas, y los períodos previos, durante y después de las elecciones fueron el momento más peligroso para quienes luchan por los derechos humanos.

Los activistas transgénero son especialmente vulnerables debido a su mayor visibilidad, unida a una falta de protección limitada o total. De las amenazas denunciadas por activistas LGBT+ que recibieron apoyo, el 46 por ciento se enfrentaron a defensores y defensoras que se identificaron como trans o no binarios.

«El hecho de que la seguridad de los DDH esté inextricablemente ligada a los que están en el poder. Pone claramente de manifiesto cómo los derechos humanos no han sido institucionalizados y siguen siendo vistos como un regalo que los gobernantes tienen la discreción de otorgar», observa el informe.

Aunque la FLD reconoce «avances significativos» en los derechos de los LGBT+, como en Botswana, Angola y Taiwán, encontró que la reacción de los actores conservadores y anti-derechos existentes y nuevos se ha duplicado. Al mismo tiempo, ha aumentado el nivel de sofisticación de sus tácticas.

Activismo y lucha – las batallas son más duras en Asia y África

Por ejemplo, en mayo el Tribunal Superior de Kenia confirmó la ley del país que penaliza el sexo gay, y el gobierno la justificó como un «método efectivo para contener la epidemia del VIH en el país».

Y en India, un proyecto de ley aparentemente escrito para proteger los derechos de las personas transgénero es en realidad «profundamente defectuoso» ya que requiere una prueba de la cirugía de confirmación de género, y le da al Estado la discreción de decidir sobre la evaluación final de una solicitud para cambiar el género legal.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…