Saltar al contenido

Suiza enfrentó referéndum histórico sobre la igualdad matrimonial

Suiza enfrentó referéndum histórico sobre la igualdad matrimonial

Tras una larga y enconada lucha, Suiza enfrentó referéndum histórico sobre la igualdad matrimonial entre personas del mismo sexo, la culminación de ocho largos años de prolongado debate e intensa campaña.

La nación es uno de los últimos países de Europa occidental sin igualdad de matrimonio y sólo introdujo su primera ley que prohíbe la discriminación anti-LGBT+ en febrero de 2020.

Este referéndum representó un gran avance para los derechos civiles: además de abrir el matrimonio entre personas del mismo sexo, ofrece la posibilidad de que las parejas del mismo sexo adopten niños y de que las parejas de lesbianas accedan a la donación de esperma.

Suiza enfrentó referéndum histórico sobre la igualdad matrimonial

En la actualidad, una abrumadora mayoría de suizos está a favor de los cambios, pero el camino ha sido lento. ¿Por qué ha tardado tanto la batalla de Suiza por la igualdad LGBT+?

«La visión desde fuera de Suiza es que está un poco mejor de lo que realmente está», dijo Roman Heggli, activista de la organización suiza LGBT+ Pink Cross, en declaraciones a Planeta Rosa.

«Todavía tenemos mucha homofobia, muchos crímenes de odio y la aceptación de las personas queer no es tan grande. No estamos totalmente protegidos por la ley. A diferencia de los Países Bajos o Bélgica, donde [la aceptación del colectivo LGBT+] está en el centro de la sociedad, aquí esa mentalidad no es tan fuerte. Todavía tenemos una parte muy fuerte y conservadora de la sociedad que se opone a todo».

igualdad matrimonial
Nunca antes tantos suizos habían apoyado públicamente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

¿Cómo puede ser que la mayoría defina a una minoría?

Suiza enfrentó referéndum histórico sobre la igualdad matrimonial y el problema radica, en parte, en el sistema de democracia directa, que permite a los ciudadanos vetar las decisiones parlamentarias a través de un referéndum si recogen 50.000 firmas válidas en los 100 días siguientes a la publicación oficial del acto.

En el caso de la igualdad matrimonial, más de 61.000 críticos conservadores se apresuraron a bloquear la ley. No importaba que los estudios mostraran que alrededor del 82% de la gente apoyaba el matrimonio entre personas del mismo sexo; los opositores superaron el umbral para forzar un referéndum.

«Por supuesto, siempre está la pregunta: «¿Cómo puede ser que la mayoría defina a una minoría?», preguntó Maria Von Känel, de la Asociación Suiza de Familias Arco Iris.

«La democracia directa tiene muchas cosas a su favor: incluye a todo el mundo en el debate, pero eso también significa que este tipo de desarrollos y avances llevan mucho tiempo y siempre existe el riesgo de que la mayoría llegue a definir la calidad de vida de una minoría”.

Antecedentes

El proyecto de ley de igualdad matrimonial se presentó por primera vez en 2013. Para activistas LGBT+ como ella y Heggli, el camino hacia la igualdad matrimonial ha sido dolorosamente lento.

La primera versión del proyecto de ley fue presentada en 2013 por el Partido Verde suizo. En ese momento, la plena igualdad matrimonial era la ley del país en Islandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Francia y Bélgica, pero todavía estaba lejos de Suiza.

La única opción para las parejas suizas del mismo sexo era (y sigue siendo) las uniones civiles, que no están al mismo nivel que el matrimonio en términos de tratamiento de fertilidad, adopción y ciudadanía.

El proyecto de ley fue objeto de casi una década de debates y modificaciones, ya que los partidos de extrema derecha del país se opusieron ferozmente, declarando que era «intolerable querer equiparar el matrimonio con cualquier forma de convivencia».

Además, se cuestionó si la consagración de la igualdad matrimonial en la ley supondría modificar la Constitución del país. Finalmente, en diciembre de 2020, el Parlamento suizo aprobó el proyecto de ley, que ya llevaba siete años de tramitación.

Limitantes

Sin embargo, los defensores de la igualdad sabían que el referéndum supondría inevitablemente un último obstáculo, lo que conllevaría una campaña muy intensa que ha puesto a las personas LGBT+ en el punto de mira.

«La campaña contra la igualdad se ha vuelto a veces bastante amenazante», dijo Von Känel. «Enviaban noticias falsas, difundían información errónea sobre el desarrollo de los niños, carteles muy dañinos diciendo que habrá un futuro sin padres y de una generación de niños dañados. Nos ha afectado a nosotros, a nuestros amigos y a nuestras familias».

Dice que las líneas de ayuda LGBT+ de Suiza están recibiendo ahora cinco veces más llamadas que el referéndum, lo que impulsa el discurso de odio contra las personas queer, cuyos derechos básicos a la paternidad se han equiparado con la «eliminación» de los padres.

Apoyo

«Pero al mismo tiempo existe este otro lado», dijo Von Känel. «Estamos sintiendo un gran apoyo por parte de la gente que se está pronunciando a nuestro favor: cantantes, deportistas y otras figuras públicas que nunca se habían pronunciado por nosotros».

El gobierno suizo ha respaldado enfáticamente la igualdad matrimonial, y los últimos sondeos indican que al menos el 63% de la población tiene intención de votar a favor.

Sin embargo, hasta un 35% dice que piensa votar en contra, y dado que los derechos LGBT+ son un tema tan emotivo en los círculos conservadores, el resultado sigue siendo incierto.

Aprobación

Según reporta el portal Euronews, Suiza aprueba en referéndum el matrimonio entre personas del mismo sexo. El 64 % de los votantes se pronunciaron a favor de la iniciativa.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…