[…] falta de protección de nuestro país para sus propios ciudadanos garantiza que las personas LGBTQ deben vivir con el temor de que sus vidas puedan ser invertidas por un empleador o propietario que sea homofóbico […]